Buscar este blog

Seguidores

viernes, 25 de julio de 2008

El Centro de Salud de Valdepasillas

Así se denomina a pesar de que el edificio queda lejos del corazón,de la barriada exactamente en la Avda. que recuerda al alcalde de Badajoz, Jaime Montero de Espinosa.
Y nos parece raro el emplazamiento escogido; no por falta de estética del lugar, bello y moderno, con aire limpio en estas mañanas de verano, relajadas y sentimentales. Extraño porque no está comunicado con la propia barriada que atiende, a no ser que que se utilice el taxi, 4 -5 euros desde Sinforiano Madroñero. Sí, si hay coches y circulación fluida, lo que no hay es servicio público de autobús que conecte la popular arteria con el Centro Sanitario.
Inconcebible que puedan darse estos casos: hay ciudadanos que no tienen coche y si la visita al Centro es diaria (Rehabilitación y demás tratamientos), habrá que reclamar al SES y desperrar un poco más las públicas faltriqueras. En un Centro Sanitario el acceso por autobús debería ser obligatorio.... pero ¿quién será ese mindundi que no tiene coche? Pues desde un ácrata convencido de esos que siempre están a palos con el imperialismo y el consumo hasta el que no puede tenerlo por múltiples razones que no vienen al caso (incluida la económica) ¿Cómo vamos a utilizar el transporte público si no lo hay? Se puede ir paseando, pero para eso hay que tener facultades físicas y tiempo y no todos las tienen, menos cuando acude al Centro de Salud para que le "engrasen el armazón".
Nos quitan las urgencias (o las transfieren donde hay médicos), apoquinamos servicios de taxi por no haber bus... Luego nos explayamos - estrategas de café- arreglando el mundo en bares y terrazas, pero a la hora de la verdad -rumorea el Guadiana -nadie se pringa, todos callados como ... Sí, como éso tan bien definido por Cela.

Felíz verano desde las orillas del Guadiana.


José Rabanal Santander

jueves, 17 de julio de 2008

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Recuerdo la portada de un disco de Supertramp que se llamaba así. Mostraba la foto de una ciudad devastada por un bombardeo y en el centro un chico en bañador, tumbado en una lujosa hamaca y bebiendo daiquiri. Más gráfico, imposible. Quien tiene tropezientos millones apalancados en un banco o en un paraíso fiscal bananero, no sabe de crisis como no sea para lamentarse por el lucro cesante, pero desconoce si la palabra hipoteca se escribe sin H.
Aquí, en Badajoz, los que no sabemos una papa de economía y demás, lo único que sentimos es que el euro nos viene minando la cartera a los "nómina fija", a la que yo llamo como Amado Nervo "La Amada Inmóvil", y llenando la registradora de los que aprovecharon la ocasión para dar el "eurosablazo" de la subida ventajista. Jamás se evaporó tan pronto el dinero. Y eso no es por el eurocambio, sino por el descontrol y desgobierno (digamoslo así para ser suaves) de la política de contención de precios que nos ha cercenado las posibilidades.
No obstante, venimos hablando de una crisis que es más bien "el tío Paco con la rebaja", es decir no se paga lo que no se debió comprar; hubo quien compró pisitos para especular o para financiar con el importe del alquiler y ahora crian las telarañas de los impagados. Tampoco se podrá pagar la casita de la playa, la parcela de la barbacoa... Aunque en Badajoz parece ser que la cosa se resiste y seguimos con el bamboleo de Punta Cana, el turismo aventura y demás fachadas del buen vivir.... Ahora que las constructoras (que se venían empeñando hasta las cejas en locas y faraónicas promociones invendibles, carrera hacia adelante), desploman la Bolsa y los Bancos dicen que pierden la pera limonera. ¿No será que ganan menos? ¿No será que la llamada "expansión internacional" les ha salido rana.
De todas maneras, a renglón seguido nos dicen con pelos y señales el número de trabajadores que irán a la calle por culpa de Martinsa, qué rápido hacen las cuentas.
Aquí seguimos manteniendo un tipo que hace años que no vale la pena y tenemos la desgracia que se nos queme INDESUR y no haya un empresario que invierta en este tipo de Refinerías a las que se les puede dar el sí sin cargos de conciencia.

José Rabanal Santander

_

sábado, 12 de julio de 2008

Teléfonos adaptados: La vida más fácil

El pasado día 10 de Julio, en los salones del Hotel Gran Casino de Badajoz, la empresa Vodafone y sus más directos colaboradores en Badajoz, Centromóviles, presentaron su línea de teléfonos adaptados para personas con discapacidad, dispositivos que utilizan las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad visual, auditiva o física.
Sin embargo, quizá lo mas importante se la creación, por parte de Centromóviles de Badajoz, la inauguración de un departamento donde cualquier persona puede plantear su necesidad personal y en el futuro, disponer de teléfonos que puedan llegar y facilitar todo aquello que que la discapacidad impide.
No es nueva esta sensibilidad de la Empresa Centromóviles. En su historial se cuenta su participación en la Empresa de Servicios DITOSAL SL, ubicada en la popular Barriada de Llera (Badajoz), calificada como Centro Especial de Empleo con una plantilla compuesta por trabajadores con discapacidad, empleados a fondo en cada una las labores que esta empresa realiza en el sector servicios (limpieza y matenimiento) y con ánimo de proseguir el crecimiento iniciado.
Durante la grata velada - de la que fueron estupendos anfitriones, Carlos Díaz Rodriguez y sus compañeros socios- pudimos saludar la diputada Cristina Herrera, Juan Parejo, Manuel Carmona, conocido industrial, representantes de ONCE en Badajoz, Manuel Magallanes y su esposa, destacdo personaje de la pequeña historia de Badajoz- tanto en su faceta de músico como antiguo directivo por muchos años de ONCE en Badajoz, representantes de diferentes asociaciones de personas con discapacidad den Badajoz- APAMEX, Asociacion de Enfermos de Alzheimer, representada por el incombustible Arsenio Hueros, la plantilla de Centromóviles, siempre al pie del cañón. Todos pudimos disfrutar de un agradable coktail, que siempre es el mejor punto para el debate distendido.
Por cierto, otra de las inicitativas de estos jóvenes empresarios es participar en la recuperación del Casco Antiguo de Badajoz, con la instalación de una churrería- chocolateria en el número de 23 de la popular calle Zapatería, Churros Badajoz XXI SL, pendiente de su calificación como Centro Especial de Empleo.

Suerte en el empeño.


José Rabanal Santander

lunes, 7 de julio de 2008

Aromas del Guadiana




La adelfa en flor, ribereña, color del Guadiana, despierta cada mañana, humildemente el rumor del río, rumores de infancia, amores dormidos... Y lo hace sin querer, tímida, escondida, asomando al paso de una mañana nueva.
Esta flor no se mira en las aguas del Guadiana; ni siquiera sabe lo que es un río, porque crece entre cemento y baldosas que, poco a poco, se recalientan con la enfebrecida canícula de verano. No lejos hay juncos, alguna que otra gamonita, cardos borriqueros, florecillas de paniqueso, abrasadas lentamente bajo un verano pesado que casi zumba en los oídos. Ninguna de estas plantas sabe de ríos, riberas ni ranas... Los juncos se secan, suenan grillos y las culebras se descamisan frotándose entre las piedras.
Todo ésto me trae recuerdos de otros campos y otras mañanas de sol que se despereza con rumores estío.
Me alegra la nostalgia la saudade pero este campo sobra en la ciudad, en mitad de una barriada Valdepasillas, corazón de un Badajoz alejado del río, de las cardinchas, las gallicrestas y las ceborranchas. Es como si el campo, las riberas amables del Guadiana quisieran recuperar lo que se les ha quitado, aferrándose a los intersticios de las baldosas con fuerza revolucionaria, adentrando flora y fauna en la ciudad, conquistando centímetros de cemento, donde crecen cardillos que ganaron la batalla al espárrago y, a poco que observes, contemplarás a quienes se ganan la vida dentro de un entorno urbano que se despega con la silueta de los modernos edificios, el ir y venir de funcionarios y estudiantes del Bioclimático que desde las ventanas podrán contemplar este pedazo de campo que se nos e seca velozmente y al que no puede herir la chispa del rayo pero sí el cigarrillo, ascendiendo al cielo convertido en humo ritual y peligrosa hoguera.
La adelfa me emociona, la dejaría en su sitio, bordeando el acerado y todo lo demás debe volver al campo y al río.


José Rabanal Santander

miércoles, 2 de julio de 2008

El ascensor de Felipe Checa


Creo que ese será el nombre definitivo que los ciudadanos de Badajoz otorgarán al "aparato" inaugurado esta mañana. Empleo el término "aparato" ya que esa es la palabra con la cual los técnicos designan al ascensor que salva el desnivel entre la Avda. Juan Carlos I y la popular calle de Felipe Checa.
Con toda la circunstancia que merece, a las 9'30 de este 2 Junio, respirando una fresca brisa aromatizada de Guadiana, el Alcalde y el Presidente de la Diputación de nuestro Badajoz, inauguraron el elevador que la empresa Thyssen ha instalado, con todo lujo de detalles y prestaciones: Capacidad para diez personas, aire acondicionado, rotulación Braille y sistema de audio para discapacitados sensoriales.
En presencia del Concejal de Urbanismo y diversos medios de comunicación, se hizo un poco de historia sobre la instalación de un ascensor que viene a soslayar las necesidades que presentan las personas con discapacidad motora y en definitiva, de todos los pacenses.
El ascensor de Felipe Checa acerca y facilita el entorno a todos los ciudadanos de Badajoz.
En el año 2.002, la Asociación de Discapacitados de Extremadura, APAMEX, ponía encima de la mesa de la Comisión de Urbanismo la necesidad de eliminar esta "barrera" de Badajoz, aportando el primer proyecto técnico de la Empresa Thyssen, idea recogida inmediatamente por el Ayuntamiento y Diputación de Badajoz. Diversas complicaciones, que en este momento no vienen al caso, impidieron esta realidad hasta esta mañana.
Y allí, a pie de inauguración, ante los medios de comunicación se nos ocurría que posiblemente, esta obra podría ir más allá de su significado objetivo y convertirse en algo emblemático y referente de la ciudad de Badajoz, con el trasfondo leve que supone fin de esa "desunión" de las arterias tradicionales y modernas de Badajoz, algo asi como un lazo que une los "antiguo" y lo "nuevo", ejemplo y espejo donde otras poblaciones puedan mirarse para aproximar las cosas a las personas.
Siete segundo de subida contra veinte penosos escalones. El resultado es claro.

José Rabanal Santander
video