Buscar este blog

Seguidores

viernes, 29 de enero de 2010

Una jubilación peligrosa

El Guadiana suena no suele tocar este tipo de problemas- por la propia filosofía del blog-, pero esta vez hacemos una excepción, por lo que nos toca en nuestra región y por la importancia de esta decisión gubernamental de elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años.
Desde hace años, la Ley General de la SS viene necesitada de reforma- eso es lo que dicen quienes firman como expertos en la materia- y que hay que prevenir antes de que nos coja el toro y quiebre el sistema de pensiones: Dicen que ahora estamos a tiempo y después de bombardearnos previamente en los medios de comunicación con inquientantes cifras del aumento del índice paro, nos presentan la solución final: elevar la edad mínima de jubilación a 67 años. Esta disposición aunque cause sorpresa y otras cosas, ya la esperábamos. Era cosa sabida que el Gobierno contaba con ésta herramienta para solucionar el laberinto económico que tienen montado. Como la "solución" se centra en que sean los trabajadores los que soporten los problemas de una administración de cuentas totalmente despendolada, ya nos mosquea y dudamos razonablemente que esa medida vaya a ser la "solución final y nos parece que es como querer curar el cáncer con una aspirina - ésto último no es de mi cosecha, ya lo ha declarado alguna organización empresarial.
No se habla de recortar las pensiones vitalicias, enormes, desvergonzadas e insultantes de los ministros y otros altos cargos, nacionales y autonómicos; ésto que puede parecer pura demagogia, representa un insulto incalificable al pueblo que les elige, tanto desde el punto de vista de agravio comparativo como a la inteligencia del español, al que piensan que pueden engañar o distraer con alambicados argumentos y otras baratijas políticas. Tiempo al tiempo. Quizá ésta se una de las causas por las que el Gobierno precipite su hundimiento en las próximas elecciones. Quizá sea éste el principio de un sálvese quién pueda antes de la previsible derrota electoral.

La solución no es ésa. El arreglo del desarreglo pasa por medidas concretas que no supongan el recorte codicioso. Reducir el coste de la cotización, aumentar el número de trabajadores jóvenes para poder soportar mejor el coste de las jubilaciones y gasto social - ésa es otra- no se puede mantener un gasto social que se lleve el 51% de del pastel. Ese detalle tendría que ser analizado y ver qué se puede mejorar para que las prestaciones sociales no sean tan mínimas y tan lentas.. y ver qué otras hay que suprimir, descubrir en que se está gastando mal y desproporcionadamente, prescindiendo si el tema queda bien en la foto de galería.
Reconozcamos que el Gobierno se preocupa y hace sus cositas en terreno tal como la jubilación anticipada de discapacitados y las hace tan bien y con tantos requisitos controladores del gasto que pocos son los que pueden acogerse a tal medida.
Vayamos al tema. Se exigen dos tipos de porcentajes para poder jubilarse con coeficientes reductores: Con el 65% , pero contado este porcentaje desde el primer día de vida laboral, razón por la cual la masa beneficiaria se reduce considerablemente. Otro porcentaje admitido por la Ley- después de que los colectivos- pusieran el grito por los cielos, el 45%, siempre que la discapacidad represente una patente reducción de la esperanza de vida. Tres años hubo que esperar para que nos aclararan el lapidario requisito y en diciembre pasado alumbraron un listado de discapacidades, raras y difíciles de encontrar en el colectivo de trabajadores con discapacidad como esclerosis lateral amiotrófica, discapacidad mental grave que consideradas en conjunto nos muestran su poca incidencia en los trabajadores con discapacidad. Este es un dislate más que agregar a la lista. Y la jubilación a los 67 - por qué no a los 70 o a los 80, producirá un grave aumento de las bajas laborales por enfermedad, un incremento considerable de paro, jóvenes con estudios terminados a verlas venir, cada vez mas dependientes de la economía paterna y por supuesto, un descanso absoluto de las entidades financieras, que no consienten la más mínima presión gubernamental que conduzca a la creación de empleo, para poder seguir amasando beneficios.
En estado estado de cosas, hace poco la FUNCAS (Federación de Cajas de Ahorro) avisaba de que iba a ser necesario el aumento de la edad de jubilación. Y claro por estas tierras, se repitieron estas cosas, sin tener la vergüenza torera de pedir, al mismo tiempo que ese rasero lo utilizarían también en sus casas, que están hartas de jubilar a los 52 años. Y aquí, seguimos aplaudiendo, sin decir nada y así nos va. Hemos llevado al alambre un sistemas de SS y Sanidad que ya quisieran muchos países europeos y EEUU. No hay que preocuparse, los trabajadores pagarán el pato, como siempre.

J. Rabanal

viernes, 15 de enero de 2010

Presentación del libro Mérida. Perfiles del pasado

Mérida
La Mérida intemporal
Un viaje apasionante y apasionado al pasado

Carmelo Arribas Pérez
14 ene 2010
Portada del Libro -Mérida, perfiles del pasado- de José Rabanal Santander
Portada del Libro "Mérida, perfiles del pasado" de José Rabanal Santander

























Dicen que las joyas se guardan en estuches pequeños, así no es de extrañar, que el libro que se presentó ayer en el Museo de Arte Romano de Mérida, no tuviera un gran volumen físico, sino mas bien se trata de un libro casi íntimo, en su diseño. Es de los pocos libros en los que las palabras "ojear y hojear" casi se tornan sinónimas, porque como bien comentaba el autor se ha confeccionado sin un orden cronológico, "tal como si se sacaran las fotos de un cajón".

Porque este libro: "Perfiles del pasado", viene a ser eso, el disfrute personal a través de las fotografías de nuestra historia más moderna, de esa Mérida que parece que se nos escapa de las manos, pero que sin embargo permanece viva en las fotos de personajes, paisajes y edificios, la mayoría de ellos desaparecidos pero que constituye esa memoria viva que todavía permanece en la retina, en la memoria y sobre todo en el corazón de muchos emeritenses.

Comenzó la presentación el representante de la editorial Amberley, que se ha hecho cargo de la edición del libro, indicando que: "Somos especialistas en la recuperación de la historia local.

José Mª Álvarez , director del Museo de Arte Romano, en cuyo salón, a pesar de lo intempestivo del tiempo atmosférico se reunió un nutrido número de personas, algunas de ellas o sus familiares, protagonistas de las fotos que aparecen, comentó que este era un lugar idóneo para presentar un libro que glose la ciudad. Una ciudad dormida en brazos de gigantes, que comenzó su despertar de un largo sueño con el sonido de las locomotoras.

Las obras de diversos escritores José Luís de la Barrera, José Luís Mosquera, Fernando Delgado o Rafael Rufino Félix, se han hecho eco frecuentemente de esta Mérida. Cuya gente definió Tomás Rabanal Brito en uno de sus artículos, en los que tras visitar un chozo de la Barriada de S. Antonio, al ver colgada una zambomba de una pared dijo: "Por aquí también pasó la Navidad".

Su hijo José Rabanal, ha condensado la Historia reciente de Mérida en fotos de lugares ya desparecidos, tal como aparecían a ojos de locales y foráneos. Personajes que hicieron ciudad, ferias, toros, un pueblo en general que "romperá los trabajos y los días con las fiestas". Aquí se condensa una historia reciente, con las visitas de los políticos del momento, con el Matadero, como buque insignia de una Mérida industrial. Es, definiría José Mª Álvarez, "la imagen de un pueblo tranquilo".

Presentación del libro -Mérida, perfiles del pasado- de José Rabanal Santander
Presentación del libro "Mérida, perfiles del pasado" de José Rabanal Santander
José Rabanal, agradeció la presencia de los asistentes, y definió el libro como subjetivo, que revuelve, como en un vaso, el poso de la nostalgia y que se va con el corazón por las calles.

"Un libro que pretende una cosa muy simple, hacer justicia de una ciudad solapada por la monumentalidad que dejaba fascinados a los fotógrafos y visitantes que venían a verla pero que les alejaba del paisaje humano. El mismo Clifford, fotógrafo de Isabel II, también obvia en su visita ese otro paisaje humano alejado de los restos romanos. Con este libro se hace justicia a esa gente, y se recuerda a personajes locales, que a veces incluso tuvieron repercusión nacional. También aparece lo que fue de sus industrias, de las grandes, y del mediano y pequeño comercio, de personajes importantes de la ciudad, e incluso recuerda algunas historias, ocultas todavía en el misterio, como la del crimen en la Posada del Agua del Faccioso y su familia.

Página a página hace cierto el que "vale una imagen más que mil palabras" y seguro que esas mil palabras las ponen los que viendo algunas fotografías comentarán las anécdotas e historias que se reflejan en ellas. Es sin duda un viaje apasionante y apasionado al pasado.

Terminó la presentación del libro Ángel Calle, alcalde de la ciudad, recordando al padre del autor, Tomás Rabanal, y resumiendo el trabajo con la frase: "Donde salta la cabra, salta la chiva y a veces un poquito más arriba".

Pero su discurso se centró en una filosofía dirigida sobre todo a los medios de comunicación: "Ayuden a la ciudad". Y recordó la reciente noticia en la que siendo el Museo de Arte Romano de Mérida, uno de los tres Museos Nacionales mas visitados de España, sólo se resaltaba en ella; "que había perdido visitantes". Hay que potenciar el orgullo de pertenecer a Mérida, en la que se hacen grandes cosas a nivel nacional y que sin embargo los medios de comunicación sólo los dan a conocer como una nota de prensa.

Y este libro, ayuda a la ciudad, las fotos son una seña de identidad de nuestra historia reciente. Estamos en un momento fundamental en la ciudad, dentro de unos meses se inaugurará una gran Escuela de Hostelería, y tendremos una reunión de ministros y muchas cosas más. Vamos a decir lo bueno, como que este año se conmemora el Centenario del comienzo de las excavaciones, queremos que esta ciudad toque el cielo con las manos. Porque el futuro será magnífico si todos queremos. Se está haciendo a pesar de la crisis un gran esfuerzo en el ámbito cultural y se va a reconocer no sólo a los grandes personajes de la ciudad sino al pueblo, al ferroviario, al obrero del matadero...con unas estatuas.
Acabó anunciando un acontecimiento cercano. "Por unanimidad de todos José Mª Álvarez Martínez, será nombrado Hijo predilecto de la Ciudad.". Palabras que recibieron el aplauso de los asistentes.



video

lunes, 4 de enero de 2010

Presentación del libro Mérida. Perfiles del pasado


Un libro de fotos de Mérida desvela el lado humano de la ciudad más allá de sus ruinas

Mérida, perfiles del pasado, de José Rabanal Santander, refleja a través de 230 fotografías, muchas de ellas inéditas, los lugares más representativos de la ciudad y las historias de las gentes que, a la sombra de los restos romanos, han dejado su huella en ella. Este libro es el octavo que, en apenas un año, la editorial Amberley ha publicado en su colección sobre Extremadura, en la que destaca el anterior trabajo de Rabanal Santander: Badajoz, momentos del ayer. Esta colección se nutrirá en breve con cinco títulos más sobre Guadalupe, Coria, Plasencia, Jerez de los Caballeros y el patrimonio histórico-artístico de la región.


Mérida, perfiles del pasado, es el nuevo título de Ediciones Amberley sobre Extremadura, región a la que se dedican ocho de los veinte títulos de historia local narrada a través de fotografías antiguas que esta editorial ha publicado en 2009.

En esta oportunidad, Emérita Augusta es la protagonista. De la mano de 230 imágenes, seleccionadas y comentadas por su autor, José Rabanal Santander, el libro narra la importancia de la Mérida romana, joya arqueológica de España, mostrando, mediante fotos de principios del siglo pasado, el fascinante equilibrio de Los Milagros, las primeras excavaciones de las ruinas del Teatro Romano, o las siluetas del Puente Romano y el acueducto sobre el río Albarregas.

Pero, sobre todo, esta obra rinde un sentido homenaje a las personas que, de una u otra forma, han escrito la historia de esta ciudad a la sombra de sus ruinas. Así, encontraremos en sus páginas a Maximiliano Macías y a José Ramón Mélida, arqueólogos y promotores de las excavaciones que recuperaron el Teatro Romano y situaron a Mérida a la cabeza de los enclaves romanos en España; al continuador de su trabajo, José Álvarez Sáez de Buruaga, quien se dedicó también al periodismo en los años cincuenta; o los escritores y animadores de la vida cultural de la ciudad, como el poeta Félix Valverde Grimaldi, el periodista Rabanal Brito y Giovanni Canónico di Pausa (Juanito Canónico), entre otros.

Mención especial tienen en este libro intelectuales y artistas de renombre, como Eduardo Marquina, Margarita Xirgu, Enrique Borrás, José Tamayo, Manuel Dicenta, Francisco Rabal, Pepe Marchena o Juanito Valderrama, que acudieron a Mérida a presentar grandes espectáculos, convirtiéndola en un importante foco cultural.

Asimismo, en esta obra se dedica un capítulo a la insigne familia Romero de Castilla, una saga marcada por la tragedia de la Guerra Civil, que tiene en Wenceslao Romero de Castilla López (Montijo, 1894-Mérida, 1936), Jefe de Estación del gremio de ferroviarios de Mérida, asesinado en la tapia del cementerio en 1936, a uno de sus principales miembros.

José Rabanal Santander, nacido en la céntrica calle Concordia justo cuando la ciudad comenzaba a vivir una de sus épocas más entusiastas con la tertulia literaria del Bodegón de la Victoria, es autor también de otro libro de Ediciones Amberley: Badajoz, momentos del ayer. Hijo del periodista Tomás Rabanal Brito, es el depositario de su archivo, integrado por importantes libros, fotografías y registros sonoros, además de músico y escritor.

El acto de presentación del libro Mérida, perfiles del pasado se realizará el próximo día 13 de Enero de 2010 en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. En él intervendrán el director del Museo, Don José María Alvarez Martinez, el autor, Don José Rabanal Santander y el director de Ediciones Amberley, Leandro de Gabriel García Bernal.

Por su parte, Ediciones Amberley, nacida en Inglaterra hace más de treinta años y especializada en la publicación de obras que narran la historia local a través de fotografías antiguas, ha editado, o a lo largo de 2009, veinte libros de imágenes antiguas sobre Madrid, Cataluña, Galicia, Castilla y León, Asturias y Extremadura, además de dos títulos relacionados con la música: uno sobre Ópera y otro sobre Zarzuela.

Su colección de libros de Extremadura está integrada, además de por los dos libros de Rabanal Santander, por las siguientes obras: Trujillo, mirada atrás (tomos I y II); Cáceres, ciudad inmemorial; Cáceres, retrato y paisaje; Navalmoral de la Mata en el recuerdo; y Montánchez. Otro tiempo, otras gentes. Todos estos títulos están ya a la venta en las mejores librerías de Extremadura.

Próximamente serán publicados Coria (1860-1960); Guadalupe evocada; Plasencia. El placer del recuerdo; Patrimonio extremeño olvidado y recuperado y Tal como fuimos: Jerez de los Caballeros.

Ediciones Amberley
Avda. Manoteras, 38. 28050 Madrid
Tlfs: 91 240 91 91 / 93 / 90

www.edicionesamberley.com