Buscar este blog

Seguidores

jueves, 25 de julio de 2013

José Moriche. El tenor extremeño compañero de Gardel

José Moriche es uno de los grandes desconocidos y olvidado de la historia local extremeña.

Era el año 1974 y me encontraba en Nueva York leyendo una revista  de esas que se destinan al consumo de los turistas para facilitarles información sobre lugares de ocio restaurantes y algún que otro articulillo más o menos interesante sobre la historia de la ciudad. En uno de esos trabajos se mencionaba el restaurante "Caruso", ya desaparecido, en Long Island, propiedad de un cantante lírico español. No mencionaba su nombre y el detalle quedó archivado en la memoria.

No hace mucho tiempo, al revisar un ejemplar de los años '20 del Correo Extremeño, lei un reseña de un concierto de José Moriche en el López de Ayala, el periodista daba datos que a mi me parecieron relevantes para todos aquellos que nos dedicamos de una manera u otra a la historia local de Badajoz: el tenor residía en ese tiempo en Barcelona pero era nacido en Burguillos del Cerro (Badajoz) y llevaba grabados más de doscientos discos. Como el dato era bastante llamativo me puse a investigar un poco  y comprobé que el extremeño era una figura internacional de la lírica con  fama inmensa en Hispanoamérica y USA; sin embargo en la actualidad es una figura completamente sepultada por las ruinas del tiempo.
Poco se sabe de los inicios y del final de José Moriche. Solo su fama y sus discos que por lo que he averiguado, todavía suenan en las emisoras de Hispanomérica.

video

José Moriche nació el 31 de Agosto de 1890 en Burguillos del Cerro (Badajoz). Utilizó los seudónimos de José Alvarez, José Santos y Ramón Vives. La única razón de utilizar estos alias pudiera ser la conveniencia del algunas casas discográficas a la hora de firmar contratos. Grabó de 1920 a 1940 los temas más representativos de la música española  e hispano americana.

José Moriche debutó en el Teatro Real  de Madrid (1918-1919), obteniendo un rotundo éxito con "El Barbero de Sevilla". Reside en Barcelona - desde donde suponemos realizaría algún desplazamiento a su pueblo natal y Badajoz. Pronto forma una compañía de ópera y embarca hacia Cuba donde al parecer no debieron ir muy bien las cosas.
Es en ese momento cuando decide cantar canciones en solitario a dúo, obteniendo un rotundo éxito que le obliga a viajar por todo el cono sur, grabando para las mejores discográficas.
Actúa en México y Cuba, y luego en Nueva York donde es llamado para grabar canciones populares,  en 1923 comienza grabaciones en compañía del colombiano Víctor Justiniano Rosales, para el sello Gennett, luego hace dúos a partir del año 1925 con Antonio Utrera, Margarita Cueto, Arturo Patiño, Juan Pulido, Rodolfo Hoyos y Pilar Arcos, en sellos Víctor, Brunswick y Columbia.Uno de los dúos más celebres fue el formado con Guty Cárdenas.

 En los últimos años de su vida, Moriche montó un restaurante en Long Island, el “Caruso”,-del que hacía referencia la revista  que leí en Nueva York -  y allí  solía interpretar romanzas, arias operísticas y sentidos cantos populares mientras atendía a la clientela. Uno de sus mayores éxitos  “Porqué has vuelto”, de Luis Martínez Serrano, grabada para el sello Victor en 1928.

La fama de Moriche era tan grande que fue seleccionado para acompañar a Carlos Gardel en la película "El Tango en Broadway- en calidad de actor, con un papel destacado.

Poco se sabe del final  del artista, discípulo del gran Luis Iribarne. No es probable que volviera a su patria chica y su recuerdo se borró. Como tantas otras cosas.

domingo, 7 de julio de 2013

Accesibilidad en Badajoz. El ascensor de la la Urbanización Guadiana

Desde hace tiempo, los establecimientos de copas y terraza de la Urbanización Guadiana (la "urban") constituyen una buena alternativa  para el ocio en las noches de Badajoz  y teniendo en cuenta que su estructura  es de dos niveles- salvados por una enorme escalera (ahora peligrosa y destartalada), desde un principio, se planteó la instalación de un ascensor para que la personas con dificultades de movilidad  pudieran acceder a la parte superior del complejo.

Ese ascensor lleva años estropeado- al menos eso es lo que dicen los responsables de las cafeterías y pubs, y esta circunstancia es el claro exponente de como se desarrollan las cosas cuando se instalan - generalmente con los responsables obligados- ascensores y no se atiende al mantenimiento del mismo, quedando de manifiesto cual es la amplitud de mira de estos empresarios. Mientras las grandes empresas se afanan en la captación de nuevos clientes, adaptando sus establecimientos y centros comerciales para el uso y disfrute  de personas con movilidad reducida, estos otros empresarios no tienen en cuenta esos detalles y, poquito a poquito, la clientela se desplaza a otros lugares más cómo.

Hace muchos años que cámara fotográfica al hombro recorro Badajoz y puedo dar fé de su avance en muchas materias, la accesibilidad entre ellas. Tenemos una buena ley de accesibilidad y un excelente transporte urbano, con líneas adaptadas desde hace bastantes años. Además, la progresiva realización de rebajes en los acerados, según los actuales standards, ha convertido a Badajoz en una ciudad más cómoda aunque es preciso marcar que esos rebajes de acerado, por sistema, no llegan a ciertos sitios- deplorable estado de Cardenal Cisneros, con penosos o inexistentes rebajes, baldosas sueltas, rotos y desniveles, provocado por los agresivos árboles (sí agresivos con el medio urbano) que hace mucho tiempo deberían  haber sido sustituidos por otros más adecuados.

No hace mucho declaraba el Alcalde de Badajoz su intención de presentar candidatura de la ciudad de Badajoz  a premio de accesibilidad y capitalidad de la juventud; pues bien en el tema accesible nos queda tela que cortar, así que menos lobo. Y en cuanto a la capitalidad juvenil, mejor que se la den a Alemania, donde se encontrarán la mayoría de nuestros jóvenes  una vez que terminen sus estudios o se cansen de la cola del paro, cada día más nutrida y hermosa.

jueves, 4 de julio de 2013

¿Un plan estratégico para Badajoz?

 El Ayuntamiento recaba la colaboración de los ciudadanos para confeccionar un "Plan Estratégico para Badajoz". De golpe y sin anestesia. Esta idea  precisa una reflexión formal y para ello, y a riesgo de parecer escatológico, recurro a un dicho popular y rotundo, de nuestra tierra: "Tirarse un peo en botija pa que retumbe". Aire y ruido. Nada más. ¿Qué más plan estratégico que el programa electoral? ¡Ah! resulta que el programa electoral no se cumple, y en el caso de esta formación, a nivel nacional, menos. Quizá por eso por eso se necesita un nuevo documento que nos redima, nos salve y nos lleve por el buen camino; pero como algún malpensado  habrá por ahí que pudiera vislumbrar que lo que quieren es que les hagamos un programa electoral con el que regalarnos los oídos en la próxima campaña ... creo que no interesa hacerles el trabajo.

Si quieren un plan, empiecen por cumplir compromisos electorales, porque eso de pedir la colaboración no creo que cuele, pues en el hipotético caso de que fuera buena propuesta, lo primero que habría que hacer sería poner encima de la mesa los fondos disponibles para pagar las estrategias- cosa que , por otra parte me parece también un dislate; es el equipo de gobierno municipal quien tiene que gestionar, calenderizar acciones y llevarlas a cabo, dando así cumplida respuesta a la ciudadanía.

Esa "colaboración ciudadana" solamente consigue que los diversos colectivos (en su mayor parte las Asociaciones Vecinales), se enzarcen en oníricas discusiones, saliendo a relucir las distintas "chapas" políticas, teniendo en cuenta  que casi todos anteponemos nuestros propios idearios al bien común. 
Quienes vayan a tales cometidos ya saben, pies fríos y cabeza caliente, sin cobrar dietas ni gastos de representación, que para éso ya saben vds. quienes están.

No estaría mal tirar de hemeroteca y recordar aquella iniciativa llamada Plan CU.BA (Plan Cultural Badajoz), donde se pretendía recoger la inquietud de los colectivos culturales. Mucha iniciativa, charla y compadreo y nada de dinero para las fastuosas ideas que surgieron de los grupos de teatro, cine y demás agrupaciones artísticas y todo quedó en éso, un inodoro pedo en botija de Salvatierra, que sólo produjo ruido.

En tales bailes no hay que entrar. Que cumplan su programa y ya veremos en las elecciones.