Buscar este blog

Seguidores

martes, 18 de agosto de 2009

Tomás Rabanal Brito y el reconocimiento de Extremadura

De mi padre, el periodista Tomás Rabanal Brito, suelo hablar y escribir poco, quizá por ese sentimiento o impresión de que los más allegados suelen tener menor objetividad para el juicio.
En este ocasión, a bastante años de su muerte (1994) y como algo aislado , dejo que el teclado del ordenador transcriba algunas cosas que - por ser suave- me llaman la atención.
Rabanal Brito- además de otras titulaciones- fue exclusivamente periodista durante más de 70 años, pivotando su carrera en dos ciudades, Mérida y Badajoz. Tuvo inicios periodisticos desde Guareña, su pueblo natal, enviando colaboraciones a los diferentes periódicos de Badajoz capital, entre ellos El Correo Extremeño, donde después, ya residiendo en la capital tendría cabida bajo la dirección de José López Prudencio y Juan Berenguer. Según mis datos, fue el único periodista en Badajoz que marchó a Madrid a realizar estudios en la recien creada Escuela Oficial de Periodismo; todos los demás trabajadores del periodismo se acogieron a la convalidación por años de servicio.
Fundó periódicos, revistas, semanarios, dirigió emisoras de radio y hasta el año 1957, no se puede hacer ninguna referencia a la historia de Mérida prescindiendo de sus datos o publicaciones. Mérida fue el escenario de sus fructíferas iniciativas para la ciudad, entre ellas la reactivación de las representaciones de teatro clásico en el Teatro Romano, la dirección por muchos años de la Estación Escuela Radio Juventud de Mérida, que hizo historia en la radiofonia extremeña.
Tanto en Mérida como en Badajoz Radio Badajoz y Diario HOY, Rabanal Brito, defendió a Extremadura a capa , espada , pluma y micrófono, no solo en los medios provinciales, en los nacionales (diario Madrid, La Vanguardia, ABC, Lanza o El Adelanto). Luchó por el regionalismo y sus valores cuando nadie se atrevía a ello. Los valores culturales de Extremadura fueron su bandera y jamas se inclinó a favor de un partido u otro, navegando independiente sobre aquella ola llamada transición política.
Y ahora que tantas medallas y distinciones se reparten a cantamañanas de turno, figurines del instante o la moda, aduladores de nuevas cortes y personas de indudable valía y calidad humana, que también las hay, inevitablemente me pregunto qué reconocimiento han brindado Mérida, Guareña o Badajoz a la figura de Rabanal Brito. Guareña y Mérida, absolutamente nada que recuerde su figura. Es paradójico que Mérida tenga una calle que se llame John Lennon y olvide otras cosas. El día de su muerte, del Ayuntamiento no se recibió ni el simple pésame. Y el mismo Ayuntamiento de Mérida aún utiliza cabeceras del semanario que el fundó. Calles y plazas de Mérida recuerdan a sus amigos y colaboradores pero sobre su nombre silencio en el callejero.
En el caso de Badajoz, mejor no hablar. A su muerte Antonio Santander de la Croix, pidió una calle con su nombre y se la concedieron en el Barrio Los Colorines, donde anidan los mayores traficantes de drogas y delincuentes de Badajoz. Cierto que existen familias honradas en el lugar, pero la calle Rabanal Brito está asociada al tráfico de drogas y detenciones varias; además la calle está sin rótulo; un trozo de madera medio podrido con letras de tinta. Bonito homenaje a quien tatas veces batalló por el Ayuntamiento de Badajoz.


José Rabanal Santander

4 comentarios:

MANUEL MURILLO dijo...

Querido Jose Rabanal, se rompe el alma, al leer, lo que dices sobre TU Padre,que GRAN INJUSTICIA se ha cometido con el, los que lo conocimos damo fe de que todo cuanto dices en tu articulo es cierto, tan cierto como que dejo un Hijo ejemplar llamado Jose, que expresa con gran valentia lo que siente. En este Badajoz no se sabe valorar lo que se tiene. Un fuerte abrazo. Manuel Murillo

MCA dijo...

Parece que estas coisas não acontecem só em Portugal. raramente se reconhece o trabalho de quem realmente merece.
Um abraço
Clara Rabanal Assunção

Encarna rabanal dijo...

Hermano, suscribo todo lo que dices de nuestro padre.
Gracias, Miguel Murillo, por tus sentidas palabras.Él te apreciaba y decía que tenías una "chispa" especial para el teatro.No era hombre que buscara los halagos ni los premios, se conformaba con unas palabras amables, unos buenos amigos y como todos los escritores iba un poco "a su bola"
Disfruté muchísimo,con los "Gemelos" fuimos a ver la obra unas 50 mujeres de la Asociación de Lobón.
Si visitas nuestros blog:Asociación de Mujeres de Lobón, podrás leer el comentario que te pongo.
Felicidades por tu medalla y seguro que estaremos en el Teatro para aplaudirte.
Quiero invitarte a nuestro Club de Lectura y antes me gustaría que nos aconsejaras por qué obra tuya podríamos empezar.Si lees este comentario, me dices como puedo ponerme en contacto contigo.Gracias

Anónimo dijo...

Estimado Pepe, las administraciones de este país son así de insensibles y por supuesto inhumanas. Tienes mi apoyo.
Un saludo fraternal.
Pedro Vicente Romero de Castilla Ramos.